La Corporación Latina de PR

Publicado el 21 de julio de 2012

Sin comentarios

 

 

La Corporación Latina fue una de las mejores orquestas del los años 70. Tres de sus producciones se convirtieron en ganadores de discos de oro. Estos fueron Orquesta Corporación Latina (1974), Try it and You’ll Like It (1975), y Llego Pa’ Quedarse (1976). Todos recordamos los éxitos Desengaño I, II, y III y las interpretaciones de Melo, Belo y Guelo.

Por: Hiram Guadalupe Pérez (Primera Hora, Puerto Rico) (26 de julio de 2006)

En el escenario musical de los años setenta en Puerto Rico se destacó un grupo de músicos emprendedores por su entusiasmo, su alegría y su humildad, cualidades que, transportadas a la oferta melódica de sus presentaciones y discos, resultaron en una orquesta cuya vigencia trasciende hasta la actualidad.

Eso sí, en medio de la ardua competencia, no es de extrañar que también se valieran de un poco de maña.

Se trata de la Corporación Latina, que fundó en 1966 el profesor Charlie Collazo, en momentos en que el sector Puerta de Tierra, en San Juan, acunaba dos de las bandas más importantes de Puerto Rico: La Selecta, de Raphy Leavitt, y Carpet Diem, capitaneada por Isidro Infante, ahora productor musical y dueño del sello P&I Music .

A imitación de la pequeña agrupación de Joe Cuba, la Corporación Latina fue haciéndose de popularidad entre 1970 y 1973 valiéndose sólo del sonido de la percusión, el vibráfono, la guitarra, el piano, el bajo, un trombón y un cantante.

Cuenta Joe Campanella, miembro original de la orquesta, que en 1971, cuando decidieron añadir trompetas y otro trombonista, el encargado del trombón principal, Richard López, se salió del grupo para unirse a La Selecta.

Y es que tenía entre manos “robarle los trompetistas” a Raphy Leavitt y unirlos a la Corporación. Pero al enterarse de que su nuevo jefe estaba próximo a grabar su primera canción, dejó definitivamente la orquesta que lo vio realizarse como músico para quedarse en las filas de La Selecta.

De esa forma, esa agrupación grabó el sencillo titulado “Ambiente”, que no recibió difusión radial, según Joe Campanella.

COMPETENCIA DE LA SELECTA

Joe Campanella y Johnny Delgado eran dos músicos a los que les gustaba tocar en iglesias. Johnny escribía números de salsa y juntos trabajaban los arreglos.

Un día, Charlie Collazo, pianista de la Corporación Latina, los escuchó ensayando y quedó prendado con su creatividad, al punto de convertirlos en ejecutantes de la sección de vientos del grupo.

“Tocábamos dondequiera, a cualquier hora, la mayor parte del tiempo de gratis. En 1972, Raphy Leavitt y La Selecta grabaron el éxito ‘Payaso’ y se hicieron famosos. Decidimos que necesitábamos más vientos y añadimos a Félix (primera trompeta) y a Rodney (segunda trompeta)”, detalla Joe Campanella.

El músico amplía que, en busca de superar a La Selecta a toda costa, “comenzamos a escribir canciones originales, la mayoría por Johnny Delgado y Félix Martínez, también añadimos un segundo cantante, (Miguel) Guelo Cruz, quien tocó el bajo para la banda años antes”.

Así, en 1972, la Corporación Latina constaba de Félix Martínez (primera trompeta), Joe Campanella (segunda trompeta), Johnny Delgado (primer trombón), Rodney Lozada (segundo trombón), Josie González (timbal), Papo Mazacote (bongó), José Ramos (congas), Charlie Collazo (piano), Germán “Papo” Vélez (bajo), Guelo Cruz (voz), Joe Belo (segunda voz) y Ramón Lozada (director), quien, comenta Joe, era el único en aquel tiempo que tenía trabajo y carro, “y podíamos ensayar en su casa”.

FRUCTÍFERA DÉCADA SETENTONA

De pronto, los años 1972 y 1973 vieron a la Corporación Latina convertirse en una de las agrupaciones más solicitadas en Puerto Rico. Fue en esa época que popularizaron éxitos como “Amigo”, “Amor maldito” y “Besos de hiel”, números de salsa dura con líricas de temática romántica.

“En 1973 grabamos nuestro primer elepé. Teníamos un número pegao titulado ‘Amor Maldito’. Esta primera producción fue hecha en un pequeño estudio del canal 7 de televisión, donde hacíamos los jingles: contratamos al director de sonido para que nos colara a las 2:00 de la mañana. Teníamos que terminar a las 5:00 del mismo día. Sabíamos que no iba a ser un buen elepé y no grabamos nuestro mejor material, todo el propósito era sacar algo afuera y tratar de que tocaran las canciones en la radio”, admite Joe Campanella.

El instrumentista relata que, con tal de que la gente los conociera, los integrantes de la Corporación Latina fueron convirtiéndose en los “reyes de las bodas”. Cuenta que, si tenían amigos que se fueran a casar, iban a tocar a la recepción aunque el pago fuera dos botellas de ron.

PRUEBAN CON EL BOLERO

Por codearse de ese ambiente amoroso en los matrimonios, fueron dándose cuenta de que sus cantantes tenían un buen sonido en cuanto a las armonías, por lo que Charlie Collazo consultó con el equipo la posibilidad de lanzar el grupo a hacer boleros, género que seguía vivo en Puerto Rico.

“Guelo trajo a la banda tres canciones y sugirió que hiciéramos un medley con ellas, que llamamos ‘Desengaño’. Él estaba separado de su esposa, a quien quería mucho, y todas estas canciones eran acerca de cuánto la amaba, cuánto la echaba de menos, cuánto dolor y sufrimiento sentía, pues la quería recobrar”, detalla Joe Campanella.

Para el disco “Orquesta Corporación Latina”, que lanzaron en 1974, hicieron promoción a base de que habían invitado al guitarrista Manolo Sastre, y al vibrafonista Alwin Janer, músicos originales de la banda, para grabar “Desengaño” sin vientos.

Sin embargo, el sencillo que se hizo exitoso fue el bolero “Solo he vivido”, que alcanzó la posición número 1 en el hit parade, seguido por “Eres tú mi amor” y, finalmente, “Desengaño”, que se mantuvo en las listas durante 11 semanas.

El menú salsoso de la agrupación, no obstante, permaneció intacto, rindiéndole frutos con el apego del público hacia temas como “Trompeta y bongó” y “Qué pasa”.

Tras ganar su primer disco de oro, la Corporación Latina firmó un contrato para una gira por Estados Unidos tres veces al año durante cinco años. Como “Desengaño” fue muy exitoso, decidieron añadir al grupo de manera definitiva a Mano Sastre.

En 1975 y 1976, grabaron “Corporación Latina Is Here” y “Try It and You’ll Like It”, a los que siguieron decenas de producciones en las décadas de 1980 y 1990. “Vagabundo”, “Siciliana” y “Desengaño Parte II”, otro popurrí, son algunos de sus clásicos más recordados

 

 

Dejar un comentario

Tu email NUNCA será publicado o compartido. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *

*

Puedes usar estar etiquetas HTML y atributos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>